Buscar
  • piensaotb

Las 5 cosas que podrían hacer tu video un fracaso.


Hacer un video puede ser un poco más complejo de lo que podríamos pensar, pero tampoco es imposible, aquí 5 importantes puntos a tener en cuenta antes de hacer un video.


1. Poner demasiada información.


Es más común de lo que uno imaginaría, ya que cuando hacemos un video queremos decir lo más posible sobre nuestra empresa y sus servicios. Esto es muy probable que acabe en un terrible fracaso. Pero ¿por qué? Las razones son varias, la primera y la más importante es que el video suele ser muy largo y tedioso. Actualmente nos vemos bombardeados todo el tiempo por videos y publicaciones intentado vendernos cosas, cuando alguno de esos productos te llama la atención no planeas dedicarle más de 1 o 2 minutos de tu vida. Es por eso que tu video no solamente tiene que ser disruptivo, también tiene que ser muy conciso. Es decir, el video es una herramienta para captar la atención de tus posibles consumidores y que, a través de otros medios de comunicación, página web, vendedores, brochures, etc, complementen la información. Otra razón es que empezamos a ser repetitivos. Por intentar convencer al espectador de consumirnos, caemos en el error de decir lo mismo de diferentes maneras. ¡Cuidado! eso hará tu video aburridísimo.


2. No invertir el tiempo o dinero necesario


¿Un buen video puede llegar a ser caro? Es una pregunta muy común y la respuesta es no necesariamente. Los videos son como los coches, hay desde los más baratos hasta los más caros. Pero para todos es muy evidente si traes una caracha usada o un Ferrari. Eso no quiere decir que no existan buenos coches que estén solo al alcance de multimillonarios. Con los videos es igual, el secreto esta en averiguar que es lo que tu necesitas. Y existen opciones muy accesibles que tienen resultados extraordinarios. Eso si, hay personas que quieren un Ferrari y solo pueden pagar una bicicleta. Por otro lado, es importante entender que actualmente es indispensable tener videos de tu empresa, ya que es tu carta de presentación. Está comprobado que las páginas que tienen por lo menos un video en el homepage generan más confianza que las que no. Pero tampoco se trata de poner cualquier cosa, porque te puedo asegurar que siempre va a ser mejor no tener nada que tener algo mal hecho, ya que seria contraproducente. No podemos perder de vista que un video es una inversión y que deberás dedicarle el tiempo y los recursos necesarios, ya que la mayoría de tus compradores decidirán si tomarte en serio o viendo los primeros segundos de tu video.




3. Intentar hacerlo por ti mismo o pedírselo a alguien no profesional


Existen miles de programas y apps gratuitas en las que puedes hacer un video con pocos o nulos conocimientos del tema. Esto no significa que eso sea una buena opción, el que puedas hacerlo no significa que el resultado sea el mejor. Como cualquier otra profesión, los especialistas en realizar videos por lo general tienen una carrera afín, comunicación, diseño, cine, artes y han desarrollado capacidades y conocimientos durante muchos años para poder generar contendidos profesionales. Una de las cosas más difíciles de lograr es entender que no te estas hablando a ti mismo. ¿Qué quiere decir esto? Cuando realizas un video es muy probable que tu lo entiendas, que los chistes te den risa y que en general sea muy interesante para ti, pero tu público serán personas de otras edades con diversos antecedentes culturales, sociales y económicos. Es por esto que debes ser muy bueno en poder dirigirte a quien sea y que el contendido les parezca interesante. Esto se logra solo con muchos años de práctica y experiencia.



4. Hablar de ti

Un poco como en el primer punto, cuando hacemos un video queremos contarles todo de nosotros. La increíble y conmovedora historia de la fundación de la empresa, los poderosos clientes que confían en ti, los maravillosos casos de éxito y todas las cosas que se te puedan ocurrir presumir. A la gente realmente no le interesa eso, ellos lo que quieren saber es como los puedes ayudar. Que parte de su complicada vida les vas a resolver. Ellos no quieren saber cuantos premios has ganado lo que quieren saber es gracias a tu trabajo de que ya no se van a atener que preocupar más. Es momento de dejar de hablar de ti y empezar a hablar de ellos, decirles que los entiendes y que tienes una solución para ellos.


5. No tener claro el objetivo de tu video


Este punto es prácticamente la clave del éxito del video. Antes que cualquier cosa se debe analizar cual será el objetivo del video ya que con base en eso se tomarán todas las decisiones. En que plataformas estará, el formato que se utilizará, la inversión que se debe hacer y muchas otras cosas que deben tener una coherencia con el objetivo final del video.


Hay miles de cosas a tener en cuenta al hacer un video y cada uno de sus elementos tienen que funcionar a la perfección para que el video logre los objetivos que queremos.


Escríbenos y programa una llamada gratuita con uno de nuestros expertos para que te asesoremos sobre tu video.


Agendar asesoría



4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo